Vega Sicilia, un vino mítico para compartir

Escribo desde el Euromed y de memoria, sobre la cata del jueves en la vinoteca de Barcelona Petit Celler a cargo del sumiller Bernat Martínez. Una cata convertida en un coloquio muy vivo alrededor de dos botellas de Vega Sicilia: una de Valbuena 5º de 2011 y la otra de Único de 2008. Ambos son unos vinos míticos, de una de las bodegas españolas más reconocidas a nivel mundial y que fue fundada en 1864, como ya es sabido. Yo les añadiría a estos vinos el adjetivo “intergeneracionales”, ya que son venerados de padres a hijos/as y son símbolo del relevo generacional en la pasión por el vino. Sigue leyendo