4 Cavas Gran Reserva. Entre la crianza y la fruta


Cavas Gran ReservaSin florituras, nos gustan los Cavas Gran Reserva porque ofrecen unas notas equilibradas entre las que provienen de la crianza y las de la fruta, sin que el precio se nos dispare. Hay otros cavas con más crianza y otros nos darán notas más frutales, pero estos son algunos de nuestros favoritos tras un año catando

Nos gusta la complejidad que ofrecen, además lo de “Gran Reserva” nos permite explicar en la cena o comida navideña lo que el tiempo aporta a estos vinos. Han de tener más de 30 meses de crianza en botella desde el tiraje (la adición de levaduras para la segunda fermentación) hasta el degüelle, cuando finaliza la crianza eliminando los restos de la fermentación.

Un adhesivo negro con la denominación del Consejo Regulador, CAVA, y con las palabras “Gran Reserva” los identifica.

Un adhesivo negro con la denominación del Consejo Regulador, Cava, y las palabras “Gran Reserva” los identifica. Este tipo de espumosos suelen ser más dorados y sus burbujas más pequeñas, son más vinosos y cremosos, y presentan delicados matices tostados y de frutos secos de la crianza. Es decir, que vale la pena prestarles atención a la hora de tomarlos.  Puede ser difícil intentar explicar, durante un ágape navideño, el papel que el tiempo cumple en la elaboración de estos vinos espumosos más maduros. Otra opción es servirlos en celebraciones más reducidas. De manera más informal, se usa la denominación larga crianza para cavas que pueden superar los 60 meses y llegan hasta los 12 años. Hoy, hablamos de los Gran Reserva en general, con más de 30 meses, y en este caso se trata de cavas “brut nature”, es decir, sin adición de azúcar en su elaboración.

Jané Ventura DO Gran Reserva Vintage 2010.  La cava está en El Vendrell  (Baix Penedès) y está en manos de la cuarta generación. Se elabora a partir de las tres variedades más canónicas del cava (macabeu, xarel·lo y parellada), con una crianza de 54 meses (4 años y medio). Una pequeña parte del vino base con el que se elabora este cava pasa por barrica, 4 meses. Junto a las notas de manzana, nos da las de crema y limón, además de mineralidad, hierbas mediterráneas, notas cítricas y pan tostado en nariz y al final en boca. Es muy cremoso. La Guía Peñín 2017 le ha otorgado 93 puntos a esta añada. Nos ha costado, en tienda online, algo más de 14 euros.

Cavas Gran Reserva
Cavas Gran Reserva, con más de 30 meses de crianza en rima

Elaborado también a partir de las variedades más canónicas del cava (macabeu, xarel·lo y parellada) es un cava marcado por 4 años de botella: Agustí Torelló Mata Brut Nature Gran Reserva 2011. Nos dará notas de mantequilla, brioche, flores blancas marchitas, pan tostado, fruta madura, naranja y frutos secos. Se trata de una cava de viticultura ecológica de Sant Sadurní d’Anoia. Tradicionalmente, las diversas ediciones (2015-2017) de la Guia de Vins de Catalunya 2015-2017 le han dado a sus diversas añadas puntuaciones muy altas en la categoría de cavas brut nature, situándolo al nivel de cavas de mayor crianza. Este lo hemos comprado en una tienda física, a un precio de unos 15 euros.

Recaredo Subtil Brut Nature 2009 Gran Reserva se elabora a partir de un coupage que combina una tercera parte de chardonnay y el resto es xarel·lo, que es la principal. Un 7% de esta xarel·lo pasa por crianza en barrica en la elaboración previa del vino base. Los viñedos de los que procede son ecológicos y se utilizan métodos de la biodinámica en su cultivo. En este caso ya podemos hablar de larga crianza, ya que permanece 66 meses en botella tras iniciarse la segunda fermentación: 5 años y medio. El hecho de que se trata de un cava de finca, me resulta  interesante, ya que remite a un terroir muy definido. La uva procede de la Finca Serral del Roure, en la zona del Coster del río Bitlles (Alt Penedès) con suelos de textura franca, con un equilibrio entre arenas, limos y arcillas. El trabajo de viña y de bodega, o cava, se expresa en la botella en forma de notas minerales, especias, flores blancas, tostados o avellanas y cremosidad. La Guía Peñín 2017  ya le otorgó 94 puntos a la añada anterior, a la espera de la actual. Nos ha costado, en tienda online, unos 22 euros.

A los quince meses de crianza, las levaduras añadidas para la segunda fermentación del cava han muerto, aparecen las notas de pan tostado, bollería y frutos secos. La máxima intensidad se da a los cinco años

Rimarts 40 Brut Nature Gran Reserva 2014. Para elaborar este espumoso (Premio Vinari de Plata 2017) a las variedades más habituales del cava (macabeu, xarel·lo y parellada) se le añade una parte de chardonnay. Tiene una crianza mínima de 40 meses en botella. Rimarts es una cava familiar situada en Sant Sadurní d’Anoia.  Encontramos la características notas de manzanas compotadas y frutas maduras, almendras, bollería y levaduras, hierbas aromáticas, buena acidez… Algunas añadas las han reconocido los críticos con puntuaciones muy altas (94 Guía Peñín 2016, añada 2011), lo que nos indica el equilibrio que consigue este vino espumoso entre la frescura y las notas de la crianza. Nos ha costado online algo menos de 13 euros.

Podrás seguir las notas de cata actualizadas de estos cavas Gran Reserva en el Instagram de @carrerdelvi

Por cierto, para los cavas, se suele hablar de crianza en rima, que se refiere a la disposición de las botellas en horizontal  y unas frente a la otras en las cavas. Se depositan así durante la segunda fermentación, la que se produce en la botella, y genera la toma de espuma. Hacia los quince meses de crianza suelen morir las levaduras que se habían añadido en el tiraje para iniciar esta segunda fermentación, así es como estas aportan nuevas notas al vino como las que hemos visto (pan tostado, bollería y frutos secos…). La máxima intensidad de esta evolución se da hacia los cinco años de crianza.