El Celler de Tossal. El precio de la felicidad

Puerta de El Celler del Tossal

El Celler del Tossal en València

En algún momento de la primera novela de la “Trilogía di Palermo”, uno de los personajes de “Asesinato en el jardín botánico” de Santo Piazzese, biólogo y escritor siciliano, exclama: la felicidad no existe, lo único concreto es su búsqueda. Tal vez sea el personaje central el que nos recuerda en las primeras páginas que: “… “las piernas de las mujeres son los compases que miden el mundo y le dan su equilibrio y sus armonías misteriosas”. O Algo así. Nunca hay que ser demasiado exacto con las citas. Es señal de mal carácter. Lo dijo La Rochefoucauld. O el teniente Colombo, no me acuerdo bien”.

Sigue leyendo